BEBO BALENO STORY

Érase una vez…

Mamá Ballena Azul es la mamá más grande del reino animal. Y su amor es tan gigante como ella. Nada más engendrar a la que será su cría, viaja miles de kilómetros durante todo su embarazo, surcando océanos en busca de las cálidas aguas tropicales que le harán de cuna. Mamá Ballena, da a luz al más enorme bebé que hayan conocido los océanos, y el planeta tierra entero: Bebo Baleno, su gran pequeño, al que se dedicará en cuerpo y alma durante más de un año. Al que dará más de cien kilos de leche materna al día, al que protegerá de todos los peligros del mar, y al que enseñará a respirar entre el hielo…

Se necesita mucho amor, y un corazón del tamaño de un coche, para criar a un cachorro de más de ocho toneladas, que mide entre cinco y siete metros… Pero mamá ballena tiene todo eso y más. Porque… ¿Qué madre no tiene todo el cariño, la protección y las caricias del mundo para su bebé?

Cada historia tiene un quién y un por qué

Detrás de Bebo Baleno está la historia de una madre que lo da todo por su bebé, que, como mamá ballena, inició un largo viaje hacia la vida que quería. Mi nombre es Laura, y cuando decidí ser madre, sabía que tenía que abandonar la desordenada e imposible vida laboral que había tenido los 12 años anteriores. Quería ver crecer a mi pequeña y era el momento de reinventarme.

Crear Bebo Baleno ha sido un camino largo e incierto, lleno de ilusiones y de sueños, que a base de esfuerzo y constancia se ha hecho realidad. Busqué una pasión, busqué una necesidad sin cubrir en el mercado, y con mucho amor hacia el bienestar de bebés como la que yo tenía, empecé a crear una marca de ropa especial, no solo por su diseño, sino por su función.

Siempre he tenido unos valores claros, y he querido transmitirlos en todo lo que hago. Por eso, Bebo Baleno cuida a los bebés, cuida el mundo que vamos a dejarles, y cuida a cada persona que pone su granito de arena en que nuestras prendas existan.

Soy una madre que, como tú, quiere lo mejor para su hija, pero también me he propuesto hacer todo lo posible por el bienestar de los tuyos.