CERTIFICADOS

En Bebo Baleno tenemos un objetivo claro: cuidar la piel del bebé. Pero además de hacerlo de la mejor manera que sabemos, queremos darte garantías. Por eso, al elegir nuestras materias primas, lo hacemos siempre teniendo en cuenta una serie de criterios de calidad. Para ello nos ceñimos a una serie de estándares de reconocimiento global, que nos aseguran la no utilización de sustancias nocivas para la piel, la seguridad química en prendas destinadas a menores de 3 años, y la procedencia y clase del algodón que utilizamos.

Todos nuestros materiales se rigen por uno o varios de estos certificados.

Usamos algodón orgánico, certificado con GOTS o con OCS 100, que aseguran que, efectivamente, nuestras fibras han sido producidas de forma sostenible y ecológica, sin pesticidas y con un consumo de agua razonable.

Todas nuestras fornituras (botones, snaps, cintas… etc), están controladas por la norma OEKO TEX Estándar 100 Clase 1, que se centra en la seguridad química del material en cuestión, hasta el punto de que pueda ser utilizado de forma segura por un bebé menos de 3 años.

Tanto GOTS, como OEKO-TEX, eliminan de su lista de sustancias permitidas, todas aquellas que suponen un peligro por su toxicidad, tanto para la piel como para el organismo en general de las personas que utilizan los materiales certificados. De esta manera, nos aseguramos que la prenda es lo más hipoalergénica posible, teniendo en cuenta que se utilizan insumos seguros, pero que siempre se utilizan productos químicos, y puede haber quien sea sensible a lo que se consideran seguros, aunque esto no es habitual.


Si os apetece conocer más sobre estos certificados, os hacemos un pequeño resumen a continuación, y os dejamos enlace a sus páginas oficiales. Además, ofreceremos información de actualidad sobre ellos en nuestro blog.

ESTÁNDAR 100 by OEKO-TEX (Clase 1)

La clase 1 de este estándar, se dedica a artículos para bebés y niños pequeños de hasta 3 años (ropa interior, peleles, prendas, ropa de cama, productos de tela de toalla, etc.)

Se introdujo en 1992, y desde entonces ha desarrollado criterios de ensayo, límites y métodos de prueba sobre una base científica. Esta certificación tiene uno de los catálogos de medidas más estrictos en cuanto a cientos de sustancias reglamentadas.

En sus exigencias tienen en cuenta las normativas legales que regulan o prohíben sustancias como tintes azoicos prohibidos, formaldehído, pentaclorofenol, cadmio, níquel, etc. E incluso restringe muchas otras sustancias que aún no están reguladas por la legislación.

En este sentido cumple con las normativas internacionales REACH, así como con la lista de sustancias candidatas SVHC de la ECHA (Agencia europea de sustancias y preparados químicos), siempre y cuando, en opinión del grupo de expertos de la Comunidad OEKO-TEX®, sean relevantes para telas, productos textiles, prendas o accesorios. Los debates y desarrollos que se consideran relevantes se incorporan de la forma más rápida y efectiva posible mediante actualizaciones a los requisitos del STANDARD 100 by OEKO-TEX®.

Otro de los puntos a destacar es que también tiene en cuenta sustancias que dañan al medio ambiente, y cumple con los requisitos de la Consumer Product Safety Improvement Act (CPSIA) de Estados Unidos relativos al plomo.

Todo este tipo de medidas y restricciones contribuyen a una elevada seguridad del producto, que además está garantizada por décadas de experiencia. Es uno de los estándares pioneros en el mundo textil, y uno de los más completos en cuanto a seguridad química.

En su web la información es amplísima. Incluso puedes consultar los productos químicos que controla la norma, y los requisitos que hacen un proceso apto o no para esta certificación. Muy útil para conocer el nivel de sustancias que puedes encontrar en una prenda certificada. Más información (https://www.oeko-tex.com/es/business/certifications_and_services/ots_100/ots_100_start.xhtml)

GOTS GLOBAL ORGANIC TEXTILE STANDARD

La Norma Textil Orgánica Global (GOTS) está reconocida como la norma líder en el procesamiento de textiles hechos con fibra orgánica. Es la más exigente en cuanto al cuidado del medio ambiente, pero también en cuanto al cumplimiento de criterios sociales a lo largo de la cadena de provisión en la fabricación textil.

GOTS funciona con certificadoras independientes acreditadas, realizando inspecciones u monitoreo de la actividad industrial, brindando un aseguramiento de la confiable integridad de los productos textiles.

Los productos GOTS, solamente utilizan insumos producidos de forma orgánica, es decir, producidos bajo un sistema agrícola que mantiene y restaura la fertilidad del suelo sin el uso de pesticidas y fertilizantes tóxicos y persistentes. Además, la producción orgánica certificada por GOTS, sostiene y asegura el trato adecuado de animales y excluye modificaciones genéticas.

Lo bueno de GOTS, es que la producción orgánica asegura un nivel bajísimo o nulo de químicos que puedan afectar ala piel, y además aporta un valor importantísimo para Bebo Baleno, que es el de la producción ética.

En su web puedes informarte sobre todo el proceso de certificación, los altos requisitos de exigencia, e incluso puedes comprobar si una marca o proveedor aparece o no como empresa certificada. Más información (https://www.global-standard.org/es/)

OCS 100 ESTÁNDAR DE CONTENIDO ORGÁNICO

A veces, nuestros proveedores no cuentan con la certificación GOTS. Sin embargo, nosotros apostamos por el algodón orgánico como base de nuestras prendas. Lo hacemos porque es una manera de evitar químicos desde la raíz del proceso. Sabemos que la parte medio ambiental es muy importante, y también nos preocupa. Pero nuestro objetivo es cuidar la piel de tú bebé. Por eso, cuando no encontramos lo que queremos con la certificación GOTS, nos ceñimos a esta certificación, con la que nos aseguramos el contenido de algodón orgánico en los tejidos que utilizamos en nuestra producción.

El estándar de contenido orgánico (OCS por sus siglas en inglés) se aplica a cualquier producto no alimentario que contenga un 95-100% de materia orgánica. Verifica la presencia y cantidad de materia orgánica en un producto final, y hace un seguimiento del flujo de las materias primas desde su origen al producto final.

El OCS 100 se basa en la verificación de terceros para confirmar si un producto final contiene la cantidad precisa de una materia cultivada orgánicamente. OCS permite una evaluación y verificación independiente transparente, consistente, y completa de las declaraciones de contenido de materia orgánica en los productos. OCS 100 cubre el procesamiento, la fabricación, el envasado, el etiquetado, el comercio y la distribución de un producto que contenga al menos un 95% de materias “orgánicas” certificadas. Da a las empresas los medios necesarios para garantizar que están vendiendo calidad y que están recibiendo aquello por lo que están pagando, y de la misma manera, el usuario o comprador final, puede comprobar, que, efectivamente, lo que compra es algodón orgánico en la proporción que el vendedor informa.

Más información: https://textileexchange.org/integrity/